No quiero ser ¡viejo!

Por Christian Núñez

Psicólogo del Adulto Mayor

No importa la edad que tenga, jamás quiero ser viejo. Al menos no ese viejo estereotipado que seguimos imaginando en nuestra sociedad, ese que está enfermo, aislado y huraño. Que ha dejado de perseguir sus sueños, es incapaz de reír y convivir con el resto de su familia. Ese que se encuentra deprimido y sólo espera el final de sus días.

Yo quiero envejecer y seguir viviendo plenamente. Quiero ser capaz de aceptar las posibles limitaciones físicas y no tener miedo de pedir ayuda a mis hijos y mis seres queridos, pues en tiempos pasados siempre hice todo lo que estuvo en mis manos por apoyarlos. No es que vaya a exigir reciprocidad, sino solamente un trato digno como el que se le da a cualquier otro ser humano aunque me haya equivocado en muchas cosas.

¡Quiero llegar a una edad avanzada y nunca ser viejo! Quiero cumplir 75, 80 y 90 años, o los que me toque vivir, pensando que cada nuevo día es el mejor del mundo, que el momento presente es bello por el hecho de estarlo viviendo y jamás reprochar que “cuando yo era joven la vida era perfecta”, porque la sociedad cambia y yo traeré la experiencia de una generación conmigo mismo.

Cuando sea mayor no seré viejo

Cuando sea mayor no seré viejo, porque desde el día de hoy cultivo hábitos que me permitan conservarme sereno ante la adversidad de años futuros, jamás negaré los problemas que puedan presentarse cuando mi cuerpo se haya desgastado, desde luego habrá pérdidas, pero entiendo que nada en la vida es eterno, la experiencia me habrá enseñado que el dolor es inevitable pero puedo manejar el sufrimiento de forma propositiva.

Nunca voy a ser viejo, siempre estaré creciendo. Con el paso de los años mi capacidad de memoria no se deteriora, me vuelvo experto en olvidar los asuntos irrelevantes. Usaré mis capacidades en lo que de verdad me importe, mis seres queridos, mis amigos, ofrecer un testimonio vivo de lo que ya fue y escribir largas cartas de amor.

No negaré mi edad pero sí ser viejo, preferiré seguir siendo simplemente una persona sin etiquetas. Adulto mayor puede sonar bien para los discursos de las instituciones y los políticos, pero preferiré seguir siendo yo mismo, que me llamen por mi nombre y tengan consideración de mis capacidades, no por obligación, sino por respeto a la vida.

Preferiría no tener que ir a un club únicamente para personas de mi edad, me encantaría que hubiera espacios donde convivieran personas de todas las generaciones y voy a procurar estar ahí, incluido. Aprenderé a convivir con los jóvenes y niños y les enseñaré como se trata a una persona mayor.

Contacta al autor: christiannp89@gmail.com

chrisnunezpsicologo.com

CONTÁCTANOS

Guadalajara # 9 Col. Roma Norte Del. Cuauhtémoc

Ciudad de México.  

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon