Finanzas para adultos mayores

El manejo de las finanzas personales no ha sido, hasta ahora, asignatura obligada en ningún nivel educativo. Por eso, y por otros factores, cuando somos adultos sin importar el nivel académico de preparación que se tenga, nos cuesta trabajo manejar nuestro dinero de manera eficiente.

Por fortuna, las cosas empiezan a cambiar y hoy a nuestros hijos ya comienzan a inculcarles en las aulas la cultura del ahorro y del manejo del dinero. Y qué bueno porque el papel del dinero en nuestras vidas no es cosa menor. Su mal manejo puede inhibir la formación patrimonial, deteriorar tu nivel de vida, y derivar en problemas de salud física.

Quienes somos adultos, y tenemos serios problemas para controlar nuestras finanzas, aún podemos modificar nuestra relación con el dinero a través de la organización ¿cómo?:

• Realizando un presupuesto.

• Planteando metas u objetivos a cumplir en determinado plazo.

• Siguiendo un esquema de ahorro disciplinado.

• Ejerciendo un buen control de deudas. No comprometas más de lo que puedes pagar.

• Incrementando nuestra cultura financiera, de tal manera que coloquemos nuestros ahorros en los instrumentos financieros idóneos para cada tipo u objetivo.

 • Planeando el presente pero también el futuro.

Este último punto es relevante: hay encuestas que señalan que los mexicanos no prevén el futuro con todo y que, desde 1997, el esfuerzo de ahorro para tu retiro (con la participación del empleador y el gobierno en menor medida) es el que determinará la calidad de vida que se tendrá al concluir la etapa laboral.

Por ejemplo, una encuesta de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) señala que el 73% de los mexicanos no ahorra para alcanzar la meta de contar con un ingreso similar al actual, al momento de su retiro. Este dato es importante si se considera que el ahorro para el retiro va a resultar insuficiente para cubrir las necesidades de vivienda, vestido, alimentación y salud en la vejez. El documento señala que tan sólo 2.6% de los encuestados ha realizado alguna aportación voluntaria a su Afore.

Si te encuentras entre quienes no aportan “más” para su retiro, toma en cuenta que a través de las Aportaciones Complementarias de Retiro —una de las tres subcuentas de ahorro voluntario de tu Afore— puedes hacer aportaciones de acuerdo a tu bolsillo, ya que la mayoría de las Afore no establecen topes mínimos ni máximos y ofrecen atractivos rendimientos, así como beneficios fiscales de deducibilidad que contribuyen a incrementar aun más el monto de tu ahorro en el tiempo.

Otra encuesta muestra que el periodo promedio de vida para los mexicanos, tras la jubilación laboral es de 17 años, aunque el dinero que ahorraron para su retiro les durará únicamente nueve años. Este sondeo también señala que la edad promedio para empezar a planear financieramente la jubilación y alcanzar una buena calidad de vida tras el retiro laboral, es 36 años.

Lo óptimo sería iniciar con un plan para el retiro justo desde que se inicia el periodo laboral. Así tendrás dos ventajas: menor cantidad de ahorro mensual y un mayor monto acumulado al momento de tu retiro (por aquello del interés compuesto: rendimientos obtenidos, que a su vez generan más dinero, pues se suman a las aportaciones periódicas que realices).

Una jubilación cómoda requiere complementar tus recursos de la Afore con el ahorro e inversión personal, así que no dejes en manos de Dios ni de tus hijos, tu presente y futuro financiero.

 

Nunca es tarde para aprender

Para el caso de los adultos mayores que están muy próximos o que incluso ya estén viviendo la etapa de retiro, es necesario que lleven una buena organización financiera. En el trabajo de investigación: 10 hábitos efectivos para la salud del adulto mayor, señala el doctor Pablo Picardi que en esta etapa se hace necesario: “establecer un presupuesto diario, semanal o mensual con base en los nuevos ingresos que se percibirán con la jubilación, dando prioridad a los gastos de vivienda, vestido, alimentación, salud y disfrute del tiempo libre”.

Lo recomendable es que al momento en que te jubiles analices tu situación económica. Recuerda que la planificación financiera, incluyendo el ahorro y la inversión, no termina al cumplir la edad legal de jubilación.

Otra encuesta, elaborada dentro del programa Educando para ser grande refiere que el 91% de los adultos mayores cuentan con ingresos regulares, de los cuales, 24% provienen de la jubilación, 22% de la pensión alimentaria y 15% de la pensión; mientras que el 97% de los encuestados afirma que ellos mismos manejan sus ingresos. Este dato muestra la contundencia de proporcionar a los adultos mayores educación financiera para que les alcance su dinero.

Podría pensarse que una vez retirados, el gasto de los adultos mayores disminuye, al considerar que la mayoría posee una vivienda pagada, no cuenta con gastos de ropa y transporte necesarios para desplazarse a su centro de trabajo, y tiene que pagar menos impuestos; sin embargo, los gastos no bajan debido a que hay rubros, como el de salud, que se incrementan.

Otro dato relevante, de la encuesta señalada, es que alrededor del 27% de los adultos mayores contrae deudas, por lo que el 56% recurre a un apoyo económico por parte de familiares para hacer frente a sus gastos.

Como ves, la necesidad de manejar un presupuesto, en cualquier etapa de la vida, es esencial pero lo es aun más en la etapa del retiro porque el dinero se vuelve un bien más escaso que en la etapa productiva, y debe ser administrado con efectividad para proteger la calidad de vida de la población.

Actualmente, las personas viven más tiempo que nunca, por lo que los ahorros para la jubilación tienen que durar más tiempo y es imprescindible tomar decisiones financieras inteligentes. Lo recomendable es realizar un inventario financiero para determinar exactamente cuánto se tiene y así poder establecer qué hacer para que dure todo el tiempo que vivas.

 

Datos para tener en cuenta

• El 88% de los mexicanos piensa que su pensión va a ser igual o mayor al salario que actualmente tiene.

• 11.3% de los adultos de 60 años y más se encuentra en pobreza multidimensional extrema, es decir, 1.3 millones de adultos mayores, pertenecen a hogares que aún al hacer uso de todo su ingreso en la compra de alimentos, no puede adquirir lo indispensable para tener una nutrición adecuada.

• En México hay 7.1 millones de adultos mayores (65 años y más). Para 2050 se espera que la cifra aumente a 23.1 millones.

El uso de servicios bancarios

En ocasiones, a los adultos mayores les cuesta mucho trabajo retirar efectivo del cajero automático (ATM), en el mejor de los casos pasan varios minutos buscando lograr su objetivo y, en el peor, se ven obligados a solicitar ayuda a terceros, lo que puede derivar en un posible robo de sus recursos. En este contexto resulta vital que los adultos mayores conozcan y se familiaricen con los productos y servicios financieros, que les permita hacer un uso eficiente y controlado de su dinero, mejorando con ello su calidad de vida.

1.-Año en el que se reformó la Ley del Seguro Social para transformar el sistema de beneficios definidos en un sistema financieramente sostenible a largo plazo.

2.- Conocimiento y percepción del Sistema de Ahorro para el Retiro. Encuesta nacional 2013.

3.-El futuro del Retiro: Una nueva realidad. HSBC 2013.

4.- Conocimiento y percepción del Sistema de Ahorro para el Retiro. Encuesta nacional 2013.

5.- Perspectivas OCDE: México Políticas Clave para un Desarrollo Sostenible.

6.- Aspectos generales de los resultados de las proyecciones de población. Conapo 2012.

Fuente: artículo tomado de www.gob.mx/condusef

CONTÁCTANOS

Guadalajara # 9 Col. Roma Norte Del. Cuauhtémoc

Ciudad de México.  

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon