Ser socialmente activo reduce el riesgo | CUEM CDMX

Por Sandra Vicente 

  • Si se practica poco ejercicio en la mediana edad, se acelera la pérdida de masa cerebral al llegar a una edad avanzada

Las personas que tienen una mala condición física en la mediana edad podrían padecer un aceleramiento del envejecimiento cerebral, lo que conlleva un deterioro de las capacidades cognitivas, de la rapidez en la toma de decisiones y, en definitiva, mayor dificultad en la relación con el entorno. Así lo demuestra el estudio Hijos de Framingham, presentado esta semana en el congreso de la Asociación Americana del Corazón en Baltimore (EE.UU).

Los participantes del estudio que tenían una forma física baja a los 40 años mostraron una disminución de la masa cerebral al llegar a los 60 superior a la de quienes estaban más en forma. Además obtuvieron peores puntuaciones en un test cognitivo para evaluar la capacidad de tomar decisiones. La investigación empezó en 1970, con 1.271 participantes que entonces tenían una edad media de 41 años. Ninguno de ellos padecía enfermedades cardíacas ni tomaba medicación.

Los sujetos, que son los hijos de los participantes del primer estudio Framingham (1948),  fueron sometidos a pruebas de esfuerzo para determinar su condición física. Veinte años más tarde, a la edad de 60, se les empezó a hacer un seguimiento mediante resonancias magn é ticas y tests de capacidad cognitiva que ha durado hasta ahora.

La disminución de masa cerebral observada se explica porque, cuando se es físicamente activo, tanto el ritmo cardíaco como la tensión arterial se mantienen más o menos estables, pero cuando no se está acostumbrado al ejercicio, los niveles de  tensión aumentan considerablemente ante los esfuerzos. Estas fluctuaciones “pueden dañar seriamente los vasos sanguíneos”, explica Nicole L. Spartano,  investigadora de la Universidad de Boston (EE.UU.) y primera autora del estudio, en un comunicado difundido por la Asociación Americana del Corazón.

“Esto supone la p é rdida de las funciones más nobles del cerebro, tales como las capacidades cognitivas o de comunicación. Además tambi é n es frecuente mostrar menos positividad y facilidad de reacción ante las disyuntivas”, alerta el Pedro Manonelles, presidente de la Federación Española de Medicina del Deporte.

Y es que no sólo el cerebro se ve beneficiado por la actividad física; “cuando se hace ejercicio, aumentan los niveles de oxígeno que se envían a las c é lulas, siendo esto imprescindible para alargar la vida útil de todos los órganos del cuerpo”, recuerda Manonelles. Por ello, recomienda realizar entre 20 y 30 minutos de ejercicio aeróbico al día (o bien 45 minutos tres veces por semana). Con este mínimo, se previene el deterioro cerebral.

Este estudio pretende concienciar a la población para que mejore su estado físico. Ya que “muchos no empiezan a preocuparse de su salud cerebral hasta que son mayores y esto conlleva muchos factores de riesgo”, alerta Spartano.

Con información de: http://www.lavanguardia.com/ciencia/20150306/54428808490/cerebro-ejercicio-deterioro-fisico-cognitivo.html

 

CONTÁCTANOS

Guadalajara # 9 Col. Roma Norte Del. Cuauhtémoc

Ciudad de México.  

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon