Al Cuidar, Cuídate! | misitio-1

Al Cuidar, Cuídate!

Dr. Robinson Cuadros Cuadros

Presidente de la Asociación Colombiana de Gerontología y Geriatría

  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon

Programa de cuidado a cuidadores de Lazos Humanos

Lazoshumanos.co

Twitter: @lazoshumanos

 

 

Colombia no es ajena a la transición demográfica que se vive a nivel mundial, las bajas tasas de natalidad y el aumento en la expectativa de vida, enmarcan grandes retos al hablar de longevidad saludable; desafíos en salud requieren esfuerzos transectoriales y alianzas público privadas para tener una mirada desde la prevención y de la atención primaria social, pues se describe en nuestro país al hablar de carga de la enfermedad, que con una expectativa de vida de 78 años, los últimos 16 años se vive con cierto grado de discapacidad.

 

Las proyecciones del DANE nos indican que para el 2020, Bogotá tendrá un crecimiento porcentual del 55% en población mayor de 60 años y para América Latina en esa fecha, se habrá incrementado en un 47% la prevalencia de necesidad de cuidados en la población de edad avanzada, lo se traduciría en que más de diez millones de personas de 60 años y más requerirán asistencia cotidiana en América Latina y el Caribe.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) informó que en el mundo hay un déficit de 13,6 millones de cuidadores cualificados, lo que impide el suministro de servicios a más de la mitad de las personas de avanzada edad.

En ocho de cada diez casos, los cuidados de larga duración están a cargo de las mujeres de la familia que no perciben ninguna remuneración. "Los cuidados de largo plazo no sólo requieren empatía o simpatía hacia un familiar, sino capacidades profesionales. Los familiares no están capacitados para proveer los servicios profesionales que son necesarios", dijo la autora del estudio, Xenia Scheil-Adlung.

Según la OIT, la situación se ve agravada por la falta de cobertura para cuidados de largo plazo en la mayoría de los sistemas de seguridad social.

A nivel mundial el gasto público para atención de largo plazo a personas mayores equivale a menos de 1 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) global; el estudio de la OIT sugiere hacer de este tema una prioridad absoluta para garantizar la protección universal de la vejez.

Los costos del cuidado[1]:

 

  • En América Latina, a 2030, las Enfermedades Crónica no Transmisibles (ECNT) aumentarán 50%; ocasionando que la tasa anual de crecimiento económico sea inferior del 2%.

  • En países en desarrollo el gasto público en salud aumentará el 1% del PIB (en Colombia hoy está en 5,9%). Un tercio de tal incremento está asociado al envejecimiento, el aumento de las enfermedades crónicas no transmisibles (ECNT)

y sus principales factores de riesgo.

  • Altos costos de la incapacidad, el ausentismo laboral y la muerte prematura.

  • Consecuencias micro y macro económicas del cuidado.

  • Estudios sobre la costo-efectividad de programas de atención en salud desde la promoción y la prevención (PyP), la atención primaria en salud (APS) y la implementación de rutas de atención diferencial centradas en la persona mayor.

 

Se habla de los siguientes tipos de cuidado (Camarano, 2010):

  1. De larga duración: puede ser proporcionado en casa para actividades básicas (bañarse, vestirse, comer, moverse) e instrumentales (preparar alimentos, lavar la ropa, manejo del dinero, desplazarse) de la vida diaria; de salud; para rehabilitación o servicios médicos básicos; y otros servicios. Es el tipo de cuidado que se hará necesario en el contexto demográfico presentado.

  2. Ofrecido por mujeres de manera informal (familiares, amigas o vecinas) o formal (profesionales del Estado o del sector privado). Los cuidados de larga duración, por lo general, son ofrecidos por cuidadoras y cuidadores informales. 

  3. Por el lugar en el que es otorgado (domiciliario o institucional). Mayoritariamente los cuidadores de larga duración se llevan a cabo en el domicilio, con apoyo en los centros de atención.

 

Como podemos ver el panorama es desafiante al respecto, sin embargo la promoción de hábitos de vida saludable como el ejercicio físico a cualquier edad, tener un buen plan nutricional, fortalecer las redes de apoyo social y capacitarse son las mejores herramientas para programar un envejecimiento activo, digno y saludable libre de discapacidad o dependencia funcional.

 

De acá nace la iniciativa de crear Lazoshumanos.co  una apuesta para brindar las mejores herramientas desde el autocuidado para poder cuidar.

[1] Para ampliar la información sobre economía de las enfermedades crónicas no transmisibles y sus implicaciones para Colombia puede consultarse la revista del Observatorio de la Seguridad Social (grupo de economía) de la Universidad de Antioquia, año 11, número 24 (2012), pp. 1-16.

Medico de la Universidad del Rosario y Especialista en Geriatría de

La Universidad Nacional de Colombia. Líder académico y gestor social.

Actualmente es Presidente de la Asociación Colombiana de Gerontología

y Geriatría y Representante de Derechos Humanos de Personas Adultas

mayores ante la Asociación Internacional de Gerontología y Geriatría.

CONTÁCTANOS

Guadalajara # 9 Col. Roma Norte Del. Cuauhtémoc

Ciudad de México.  

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon