¿Qué es la emergencia en diabetes, abuel | misitio-1

¿Qué es la emergencia en diabetes, abuelito?

   Por Rafael Álvarez Cordero

 

 

La diabetes mata más que el narco.

                R.A.C.

¿Qué es la emergencia en diabetes, abuelito?, preguntó un niño de seis años que estaba viendo la televisión en la que un reportero comentaba que el día 14 de noviembre era el día dedicado a la diabetes y que el gobierno de México había decretado una Emergencia Epidemiológica en Diabetes.

—Mi querido nieto, contestó el viejo, cuando hay un grave problema de salud se avisa a todos los habitantes del lugar para que se cuiden y eviten el problema; tú recuerdas que hubo una epidemia de influenza, esa enfermedad muy contagiosa que ataca a niños, adultos y viejos, y que pudo causar miles de muertes... se activó la Emergencia Epidemiológica y todos participamos, nos cubrimos la boca, nos lavamos las manos, no hubo besos ni saludos de manos y la epidemia de influenza pudo pasar sin matar a tantos mexicanos como nos temíamos; el mérito lo tuvo el secretario de Salud de la CDMX, Armando Ahued, quien se mantuvo firme y logró que todos participáramos.

—Pero, abuelito, la diabetes no es contagiosa, ¿por qué emergencia por diabetes?

—Cierto, no es contagiosa, pero ha aumentado de manera considerable, y tú sabes que cuando una persona sufre diabetes, se van dañando todos los órganos: el cerebro, los ojos, el corazón, los riñones, los pies. Y el individuo con diabetes no controlada puede tener lesiones cerebrales, ceguera, infarto del miocardio, insuficiencia del riñón y amputaciones de los dedos del pie o de todo el pie.

—¿Y qué no hay medicinas y tratamientos para la diabetes, abuelito?

—Eso es muy importante, querido nieto, porque hoy tenemos todo lo necesario para prevenir, evitar, descubrir, controlar y superar el problema de diabetes, que sufren más de 12 millones de mexicanos, pero más de seis millones ni siquiera saben que tienen esta enfermedad, y lo peor es que más de la mitad de los que sí saben, ni se cuidan al comer ni toman sus medicinas ni hacen ejercicio, por eso murieron el año pasado más de cien mil mexicanos, eso es muy triste.

—¿Y qué debemos hacer?

—Bueno, la Secretaría de Salud sigue trabajando, pero quienes tienen un papel muy importante son todos los mexicanos: si queremos superar la diabetes, los legisladores (que hay muy buenos en el Congreso) deben publicar una ley de diabetes que obligue a los niños a llevar una Cartilla Metabólica con su peso, estatura y lo que se llama glucosa capilar, para diagnosticar desde antes de que entren a la primaria, a quienes tienen riesgo de diabetes y así prevenir que lleguen a sufrir la enfermedad.

—¿Pero no se decía que la diabetes es asunto de adultos?

—No, pequeño, en la UNAM se demostró que los niños de tres a cinco años con sobrepeso y obesidad ya tienen resistencia a la insulina y síndrome metabólico, serán diabéticos al crecer, por eso hay que descubrirlos a tiempo y orientar a sus papás para que no tengan exceso de peso, hagan deporte y vivan sanos.

—Pero en la escuela no nos enseñan nada de eso.

Sí, y es una de las graves deficiencias de la educación en México, la materia de Educación en Salud no existe y los niños pueden saber cuál es la capital de Uruguay, pero no conocen cómo funciona su cuerpo y cómo lo deben cuidar.

—¿Y qué más tenemos que hacer?

—Qué bueno que dices “tenemos”, porque todos tenemos que reconocer la gravedad del problema: los que tienen familiares con diabetes deben ir al laboratorio para saber si ya la padecen, porque la es hereditaria; los que no tienen parientes así, pero tienen kilitos de más, deben urgentemente acudir al laboratorio para saber si tienen diabetes; médicos, nutriólogos, educadores en diabetes, activadores físicos y personas con diabetes deben participar en todo el país.

—¿Y si cuidamos nuestra diabetes, podemos vivir bien?

—¡Por supuesto, querido nieto, miles de individuos con diabetes, artistas, políticos, deportistas, funcionarios y gente común como tú y yo viven felices porque se llevan bien con su diabetes.

—Gracias, abue, ojalá todos los abuelitos fueran como tú.

  • Facebook Social Icon

El Dr. Rafael Álvarez Cordero nació en la Ciudad de México el 7 de septiembre de 1938.​ Cursó la Licenciatura en Medicina, y obtuvo el título de Médico Cirujano de la UNAM el 31 de octubre de 1961. Realizó estudios de post-grado con especialización en Cirugía general, Cirugía Digestiva e Investigación Quirúrgica en México, Estudios Unidos y Francia, de 1962 a 1967. Cursó el Doctorado en Ciencias y obtuvo el título de Doctor en Ciencias Médicas de la UNAM el 16 de julio de 1976.

CONTÁCTANOS

Guadalajara # 9 Col. Roma Norte Del. Cuauhtémoc

Ciudad de México.  

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon