Los 12 puntos más importantes para tener | misitio-1

Los 12 puntos más importantes para tener una vejez con calidad y dignidad.

Por Dr. José de Jesús Valencia

Este artículo está basado en el contenido del libro que próximamente presentaré en la XIX edición del evento que hemos llamado FIL’Abuelos desde 1999, dentro del marco de la Feria Internacional del Libro (FIL) en Guadalajara; en cada participación con la revista ADULTO MAYOR hablaré de cada uno de esos puntos y del porqué son tan importantes para ser un anciano pleno cuando lleguemos a esa etapa de la vida.

Mi pretensión al publicar este libro es la de difundir hasta donde sea posible el concepto que llamo gerontoprofilaxis, esto es nosotros mismos diseñar nuestra vejez tan temprano en nuestras vidas como sea posible y si ya formamos parte de las filas de ancianos, que mejoremos en lo posible en base a estos consejos la calidad de vida que tengamos hasta el momento final, puesto que “La calidad de vida que tengamos en nuestra vejez es responsabilidad nuestra, de nadie más”.

 

Estos elementos son los siguientes:

  • Salud

  • Alimentación

  • Arraigo

  • Metas

  • Posesiones materiales

  • Afectividad

  • Sexualidad

  • Espiritualidad

  • Identidad

  • Socializar

  • Autonomía

  • Mis 5 deseos 

 

Por supuesto que la salud es prioritaria para vivir una vejez lo mejor posible, con la calidad que nosotros mismos debemos definir, sin la intervención de terceros, no obstante por el continuo bombardeo de la publicidad, de los comentarios y recomendaciones de los médicos, los temores difundidos y basados en las charlas familiares y entre amigos, dependemos de las medicinas y de las restricciones que los galenos nos prescriben. La pregunta que en este momento me brinca es: ¿crees tú que si el abuelo o anciano toma 10 a 12 medicinas en cada comida va a tener apetito? ¿Crees que al ver la larga lista de restricciones en las que severamente el médico hace hincapié en que NO DEBE comer esto o aquello y lo peor aún; no tener emociones fuertes va decir que vive con calidad? ¡Seguramente piensa o te dice que mejor sería morirse!

La salud NO es la consecuencia de tomar medicinas a todas horas y llenarte de restricciones, de alejarte de la vida que se encuentra en todos lados, privarte de la caricia de la brisa del mar, de los mensajes que envía el amanecer o el atardecer o la satisfacción de tomar una copa de un buen vino tinto en compañía de tus amigos presumiendo de sus hazañas de juventud, de comer un platillo sin ocuparte en ver el contenido nutricional, sino solamente satisfaciendo un antojo…

¡NO! si bien ciertamente la salud entra por lo que comes, de manera mucho muy elevada se debe a un factor elemental: tu actitud. Si lo que te llevas a la boca lleva igualmente el temor por haber escuchado que tal o cual alimento “hace daño a tu salud” ¡seguramente te causará un malestar!

Define y decide lo que comas, basado en información real, confiable y de la misma forma decreta que la salud te acompañará en todo momento; todo lo anterior sin desdeñar la atención médica preventiva, que es la verdadera medicina, acude periódicamente a chequeos para prevenir y estarás muy pronto sin los típicos padecimientos “propios de la edad”

Por favor no enriquezcas estos refranes:

 “Enfermedades propias de la edad”

“Todo por servir se acaba”

…Y otros muchos, mismos que contienen la aceptación de que por vivir muchos años deberemos pagar un precio: nuestra salud debe ser afectada por el paso de los años. Al aceptar esto, lo decretamos como realidad, como lo “normal” y así realmente envejeceremos.

La salud en un anciano está íntimamente ligada a su relación con un medio ambiente cercano y familiar, que considere propio y del que se sienta parte; igualmente de las necesidades que satisfagan por decisión propia.

Te invito pues a que decidas vivir el resto de tu existencia de acuerdo a tus decisiones no a las consecuencias basadas en hábitos, rutinas, malinformación y desde luego el aceptar que por ser viejo serás un cliente más de la industria farmacéutica, pues estas empresas con sus medicinas no curan enfermedades, sino que crean clientes.

 

Reglas para una salud ideal:

Comer bien.

Dormir bien.

Amar bien.

Tomar bien (sin excesos).

No fumar.

Caminar bien

Aprender bien

Planear bien

Socializar bien, reír mucho.

Orar bien.

Fórmula G.A.C.T.A.F.P. (Gratitud, Amor, Compasión, Trabajo, Actitud, Fe y Perdón).

 

Dr. Pepe Valencia

pepe.plenitud@gmail.com

El doctor José de Jesús Valencia Rodríguez es médico geriatra, gerontólogo y tanatólogo, con especialidad en medicina gerontoprofiáctica, con más de 33 años de experiencia en el cuidado del adulto mayor. Es autor de los libros "Los cuidados del anciano" y "No me acuerdo, el verdadero paciente tras la enfermedad de Alzheimer"; además de ser Presidente de la Fundación Sin miedo a la vida. 

CONTÁCTANOS

Guadalajara # 9 Col. Roma Norte Del. Cuauhtémoc

Ciudad de México.  

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon