La realidad de la fisioterapia en España | CUEM CDMX

La realidad de la fisioterapia en España

Por David Roa Arbeteta

En esta carta abierta dirigida al Colegio el compañero David Roa reflexiona sobre la realidad de la fisioterapia en España y destaca que tiene ante sí una década de transformación, cambios e impulso, que la lleva inexorablemente a afrontar grandes retos e ilusionantes caminos.

 

LA REALIDAD DE LA FISIOTERAPIA EN ESPAÑA 

La fisioterapia es una herramienta sanitaria que tiene principalmente tres vías de actuación directas en la vida de las personas: rehabilitadora, preventiva y formativa; siendo las tres igual de importantes y beneficiosas para el usuario que tenga contacto con ella.

El reconocimiento y prestigio que la fisioterapia genera en los pacientes o personas que disfrutan de sus beneficios no es comparable al reconocimiento y posicionamiento público, sanitario o laboral, con el que la profesión cuenta en estos momentos. Situaciones como el bajo relieve que, por ejemplo, la fisioterapia encuentra en el sector público o del emprendimiento y las condiciones no siempre satisfactorias del sector privado, generan en muchas ocasiones frustración en nuestro colectivo.

La fisioterapia tiene ante sí una década de transformación, cambios e impulso, que la lleva inexorablemente a afrontar grandes retos e ilusionantes caminos.

Según las últimas encuestas, muchos de los pacientes que han recibido servicios de fisioterapia presentan un grado de satisfacción superior al 80 por ciento y valoran de manera extraordinaria la calidad terapéutica y asistencial recibida durante las sesiones. Este hecho no puede sino suponer un motivo de orgullo para la profesión y de estímulo para mantener aquellas habilidades positivas que se valoran y reforzar aquellas que se puedan mejorar.

Diagnóstico de la profesión

Para hacer un diagnóstico adecuado de la profesión en nuestro país, debemos observar la situación sanitaria de la profesión en países vecinos o compararla con otras áreas de ramas similares. Según las últimas cifras oficiales disponibles, existen en España 38.630 fisioterapeutas activos (cifras de 2012), un total de 84 por cada 100 mil habitantes. Estas cifras se alejan mucho de los cerca de 498 médicos o 577 enfermeros que, actualmente, trabajan para la misma cifra de usuarios.

De todos los datos actualizados, quizá uno de los más sorprendentes es que aproximadamente el 90 por ciento de los fisioterapeutas de nuestro país no supera los 45 años de edad, algo que contrasta con la situación del resto de profesiones sanitarias. Esto nos hace pensar que la fisioterapia en España es muy joven, casi adolescente.

Otro dato que arroja interesante información sobre nuestra profesión es el alto grado de preparación y especialización de los fisioterapeutas en España ya que, en un porcentaje superior al 70 por ciento, estos realizan posgrados y másteres tras finalizar su grado en la universidad.

Este último dato, lejos de reflejarse en el peso sanitario del perfil del fisioterapeuta en un equipo sanitario o de aumentar la remuneración salarial que estos perciben, no tiene especial influencia en su posicionamiento laboral.

Un último dato relevante a tener en cuenta es el origen de la preparación de fisioterapeutas en nuestro país, siendo en el año 2013 más de 49 las universidades que ofrecían el Grado en Fisioterapia; un número quizá elevado en relación a la demanda real que existe de nuestros servicios.

La necesidad de implicarse

La realidad nos habla de la poca capacidad de reivindicación que la fisioterapia presenta y de la inexistente unión en el colectivo algo que no solo no la fortalece sino que en muchas ocasiones la debilita.

Los colegios profesionales son, sin duda, una herramienta fundamental en el futuro de nuestra profesión. Juegan un rol básico pero solo podrán conseguir sus objetivos si los colegiados presentamos un grado de implicación y esfuerzo mayor al que, en la actualidad, es habitual en España. La fuerza de un colegio profesional radica, en un alto porcentaje, en la fuerza e impulso de sus colegiados.

Para concluir este artículo me quedo con los datos muy positivos que arroja un reciente estudio en la Universidad de Chicago, donde se concluye que la fisioterapia es la tercera profesión que más felicidad genera en la persona que la práctica.

En mi opinión, nos espera un futuro lleno de éxitos, siempre que sepamos, no solo aportar valor a la profesión sino aumentar nuestra fuerza como colectivo y posicionarla dónde todos sabemos y queremos que se merece estar.

Sobre el autor: David Roa Arbeteta 

David Roa es un profesional con experiencia superior a los cinco años y experto en el área de la geriatría que lidera en estos momentos las áreas de formación e innovación a través del Método Hoffmann.

Diplomado en fisioterapia por la URJC de Madrid, termina su formación sanitaria con el Máster en osteopatía por la EOM y con el Máster en Dirección de Servicios Sociales por ESADE.

Es director del pionero centro de rehabilitación Vitalia Ferraz y formador internacional de equipos sociosanitarios en Brasil y México.

Tutor de fisioterapia en la URJC ha creado protocolos y programas de rehabilitación física en el área del senior y mayor.

CONTÁCTANOS

Guadalajara # 9 Col. Roma Norte Del. Cuauhtémoc

Ciudad de México.  

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon